jueves, 30 de septiembre de 2010

Conclusiones

SEGÚN CAMINO.


El Camino ya está hecho, y pese a que no tenía inicialmente una idea clara de lo que me iba a encontrar, puedo decir que me ha sorprendido totalmente.

Todos conocemos a alguien que lo ha hecho y nos ha contado entusiasmado su experiencia, y nos ha enseñado sus fotos y recuerdos intentando transmitirnos lo que ha supuesto cada momento capturado. El Camino de cada uno es único y muy especial. Y el Camino que yo he hecho estará siempre presente en mi vida porque ha sido una de las mejores experiencias que he vivido.

Que quede claro cómo me llamo.
Quisiera desde aquí transmitir una idea fundamental, que es animar a la gente a hacerlo. No puedo opinar de lo que puede suponer hacerlo andando, pero sí hacerlo en bici, y quiero decir simplemente que si yo he podido, puede hacerlo cualquiera. Ya he comentado en varias ocasiones que no soy una persona deportista, que me he aventurado a hacerlo animada por Víctor y por mi entorno, y con una escasa preparación, pero eso sí, con la idea muy clara de que si en cualquier momento me sentía desbordada o no capacitada para continuar, que no pasaba nada, que iba a intentarlo y si no era esta vez, otra vez sería. ¡Soy aventurera pero no una inconsciente!.


El Camino es una maravilla desde el principio hasta el final, cruzamos por varias comunidades autónomas y ninguna desmerece de las demás. Las hay con una impresionante riqueza natural, con montañas y bosques impresionantes; y las hay con maravillosa riqueza monumental, al más puro estilo románico. Ningún rincón te deja indiferente, por su sencillez, por su silencio, por la amabilidad de sus gentes.Tenemos un país como pocos y te das cuenta cuando lo vives de cerca o cuando te asombra oir a las chicas argentinas decir que están maravilladas de lo bien que funcionan las cosas aquí y no como en su país.

Iglesia de San Martín de Frómista.
Debo decir que muchas veces cuando cogemos unos días de vacaciones pensamos en irnos a lugares exóticos o tranquilos porque tenemos la idea de que queremos relajarnos completamente. Yo puedo asegurar que he tenido un estado de relajación y serenidad que no he alcanzado en casi ningún sitio. Pese al cansancio físico, el esfuerzo y la sencillez y lo básico de las instalaciones, he tenido un estado emocional ideal. No había más preocupaciones que buscar un sitio para comer cuando tenías hambre, parar a beber si tenías sed y a descansar si ya no podías más, pero todo sin la más mínima sensación de estrés. Debo añadir no obstante que quitando pequeñas pegas, también soy consciente de que hemos tenido mucha suerte en todo el recorrido, no hemos tenido ningún percance importante, el tema albergues se nos ha dado muy bien (bien por referencias que ya teníamos, bien por la suerte al elegir a la aventura), y los bares y restaurantes también, que como habéis visto lo de comer y beber se nos da de lujo (con todo lo pedaleado sólo he adelgazado poco más de un kilo!!!!). Además soy consciente de que mi evolución de menos a más es la ideal, y eso anima mucho día a día.


Hemos tenido suerte hasta con el equipaje que habíamos preparado, siendo minimalistas puesto que todo lo que lleves lo pujas, creo que no hemos echado nada de menos y lo que también es importante, de más. Por si a alguien le puede servir de referencia y teniendo en cuenta la época del año en que hemos pedaleado,  mi equipaje de chica ha sido:

- Chubasquero cortavientos y forro polar no muy grueso (el superutilizado de color rosa)
- Pantalón vaquero y dos camisetas (de manga corta y tres cuartos) y unas bambas (zapatillas de lona)  para    la tarde.
- Dos culottes cortos, uno largo, dos maillot de manga corta y uno de manga larga y una camiseta de tirantes para la bici. Guantes y casco.
- Dos pares de calcetines y las zapatillas de la bici.
- Ropa interior (sin pasarse, que se puede lavar todos los días). Pijama de verano y chanclas.
- Toalla de baño de secado rápido ultrafina (de las que ahora llaman de gimnasio), neceser básico: desodorante, crema suavizante para poder desenrredar el pelo, peine, crema bronceadora, crema hidratante de cara, (de esas de mini talla), champú (en su día leí que si quieres llevar de viaje una sola cosa entre   gel y champú que lleves ésto último porque el gel es muy agresivo para la cabeza y el champú vale como gel) cepillo de dientes y pasta mini.
- Tapones para los oidos (fundamental!!) y antifaz (no lo he utilizado, quizá sea lo único)
- Mini botiquín con lo básico (gasas, betadine, tiritas, antiinflamatorios, aspirinas, ibuprofeno, thrombocid, antidiarrieicos) por suerte no usamos nada pero a mi juicio es imprescindible.
- Una libreta y boli.
- Cámara de fotos compacta, teléfono móvil y cargadores de ambos.
- Saco de dormir y esterilla.
- Barritas energéticas y chuches para un capricho. Un poquito, que pesan mucho.
- Una pastilla pequeña de jabón Lagarto, del de toda la vida, para lavar la ropa.

Como consejos especiales femeninos, os diré que si te va a tocar "esos días", es mejor llevar productos porque en muchos sitios no hay tiendas o son muy básicas, y es tontería arriesgarse. Yo no me he llevado nada de cosmética para arreglarme por la tarde, no lo suelo hacer mucho, así que menos aquí. Lo que si me ha venido bien es unos pendientes pequeños para no tener que quitármelos para dormir y un colgante que me hice con ayuda de mi hermana que es un cordón de cuero con un colgante de concha con el que me pudiera duchar y dormir.
Como pricipiante he llevado puesto un pulsómetro para controlar los esfuerzos, del que he estado más pendiente en las primeras etapas, pero sin ningún problema.


Un consejo general: más vale ser ordenado, si no se pierde mucho tiempo en encontrar las cosas. No hay más sitio generalmente para posar las cosas que tu cama o las alforjas. Hay gente que recomienda llevar bolsas de colores para guardarlo todo sabiendo lo que lleva en cada color. A nosotros nos ha servido muy bien otro sistema también frecuente de bolsas de plástico transparentes, donde repartes por temas y lo importante: con cierre de esos de tira de lado a lado que encaja y haciendo salir antes de cerrar el aire y queda como al vacío, con lo cual ocupa menos. De todas formas si alguien quiere preguntar o comentarnos algo mi correo eléctronico es caminosf@hotmail.com y para lo que necesitéis ahí nos tenéis.


Pero mi consejo estrella y si sólo pudiera dar uno sería que hagáis el Camino. Yo lo he disfrutado un montón, porque los momentos duros o los de mucho esfuerzo o cansancio se olvidan rapidamente, y se ven compensados con creces con los momentos de alegría, buenas vistas, conversaciones enriquecedoras, y la compañia impagable de gente encantadora. Hemos conocido gente genial, divertida, con un mérito increible, que pedalea con lesión en la pierna, con una reciente operación de columna, con una bici de carretera con cubiertas de montaña que rompe las piernas en las subidas ... todos lo hemos hecho muy bien y estamos felices por ello. Yo ya nunca volveré a mirar a un peregrino con los mismos ojos.

Aunque no lo parezca es un peregrino
La satisfacción de la llegada es indescriptible y no se consigue tan facilmente por otros medios y quedará siempre en nuestro corazón. Al igual que las satisfacciones que hemos conseguido con este blog, que si bien en algunos momentos nos ha quitado mucho tiempo o nos ha dado problemas técnicos, nos ha compensado totalmente. Agradezco a todos los que habéis estado ahí de seguidores y comentaristas, porque el teneros ahí saludándonos o dándonos ánimos nos ha dado mucha energía y la ilusión de contaros nuestras etapas. Ha sido otra experiencia increible y os lo debo a todos vosotros. Mi amiga Carmen me decía un día que teníamos que imprimir y hacer un libro del blog, inicialmente me eché a reir y todo quedó ahí, pero día a día he pensado que es una gran idea y lo voy a hacer, y con todos nuestros comentarios y los vuestros será uno de los libros destacados en nuestra casa, y los días que alguno esté de bajón, disgustado o simplemente en que queramos pasar un buen rato, nos sentaremos a disfrutarlo como lo hemos hecho cada día de todos éstos.

¡¡GRACIAS A TODOS, BESOS Y HASTA SIEMPRE!!
 
   
SEGÚN VÍCTOR.

Nuestras credenciales y las piedras que quedaron
en Foncebadón.

El Camino ha terminado, y ahora desde la calma de estar en casa, queríamos hacer una especie de revisión de lo que hemos hecho bien, mal (creo que poco), hemos llevado de más o nos ha sobrado, de modo que si puede servir de ayuda a quien esté preparando el Camino, pues fenomenal.

Ahí van:
  • Lleva lo imprescindible. El peso es importante. Nosotros entre los dos llevábamos 14 Kg, y lo que más pesaba eran las herramientas para la bici.
  • La ropa depende mucho de la época del año en que vayas. En otoño, que es cuando lo hemos hecho nosotros, el problema es que la diferencia en grados entre la mañana y el mediodía es grande, por tanto a primera hora te abrigas y a las dos horas te sobra todo. Es difícil acertar. 

Junto a un castaño tricentenario.
  • Yo me corté el pelo bastante y me olvidé del afeitado por unos días. De este modo el aseo mañanero es sencillo: te lavas la cara, el sobaco y a funcionar.

  •  Llevábamos dos esterillas por un único motivo: la siesta. La idea era usarlas después de comer, a las horas en que más calienta el sol, para pasar ese rato a la sombra y descansando. La verdad es que sólo las usamos dos veces, porque el tiempo ha sido muy variable y no demasiado caluroso.
  • Como cargador llevamos uno de esos que tienen una salida usb y dos cables/adaptadores: uno para el móvil y otro para la cámara de fotos.
  • El tema alforjas es fundamental. Creo que más importante que sean impermeables o no, que esto último lo solucionas comprando unas fundas ajustables, es la facilidad de montaje/desmontaje. Unas que sean rápidas es lo deseable. De otro modo pierdes mucho tiempo al llegar y al salir de los albergues colocando las alforjas en la bici y ajustándolas adecuadamente para que no te peguen con los pies al pedalear.






  • Normalmente en mis salidas domingueras siempre llevo camelback. Para hacer el Camino creo que es mejor no llevar nada a la espalda. Con un bidón o dos, y siendo previsor de llenarlo cuando se vaya vaciando es suficiente. Vas a pasar por pueblos con agua corriente con suficiente frecuencia como para no quedarte sin agua en mitad de la nada.
  • Revisa la bici a fondo antes de empezar. Para mí hay dos cosas fundamentales: frenos y ruedas (tanto cubiertas como llantas). Si llevas algo flojo o en mal estado, cuando cargues peso en la bici lo que vas a conseguir es maximizar ese defecto.




  •   Antes de empezar el Camino, sal algunos días con la bici cargada con el mismo peso que vayas a llevar (aunque sea metes briks de leche en las alforjas, que no le va a pasar nada). No te imaginas las distintas sensaciones que transmite la bici hasta que no te subes en ella y no es bueno que esto te sorprenda en Roncesvalles o allí donde empieces tu Camino.
  • Lleva herramientas para ser autosuficiente. Hay pocas sensaciones tan desagradables como quedarte tirado en mitad del monte por una tontería.
  • De ropa para la bici yo llevé dos equipaciones. Nada más. Cuando llegas a los sitios lavas, y al día siguiente si está húmedo todavía tienes otra equipación para ponerte.
  • No soy friolero, y no llevé pantalón largo, pero un cortavientos, un forro fino o algo que te quite el frío mañanero en el cuerpo es imprescindible.
  • De ropa de calle yo llevé un vaquero y dos camisetas. Si hacía frío me ponía el forro fino encima. Para andar unas deportivas cómodas y ligeras. 



Taxi de mochilas de algunos peregrinos

  • Camino es muy previsora, y quiso llevar un pequeño botiquín con un poco de todo. No ocupa mucho, pero yo particularmente pienso que, a no ser que seas propenso a alguna afección o que estés siguiendo un tratamiento médico, no es necesario llevar nada de eso. En casi todos los pueblos por los que vas a pasar hay farmacias donde comprar lo que necesites.
  • Importantísimo mantener un orden en las cosas al guardarlas en las alforjas. De otro modo ya te adelanto que cuando llegues al albergue vas a tener que sacarlo absolutamente todo encima de la cama.
  • Si tienes el sueño ligero, llévate tapones para los oídos. Lo agradecerás.
  • La preparación física es importante, pero no decisiva. Cualquier persona que no tenga ningún problema de salud relevante lo puede hacer con un poco de entrenamiento. Camino es una gran practicante del tumbing, y empezamos a entrenar juntos en julio (dos meses antes de nuestra salida). Lógicamente, si hubiese empezado antes, hubiese llegado en mejor forma física, pero lo que quiero decir es que no es necesario agobiarse por el entrenamiento necesario y la forma física, ni darle más importancia de la que tiene.
  • Para mí es mucho más importante la preparación mental. Ése músculo sí que es decisivo. Cuídalo y entrénate un poco para resistir el sufrimiento y los malos momentos, que son los que cuentan a la hora de decidir un abandono.



  • Sé siempre optimista y no pienses cosas como "cuanto durará esta cuesta", "cuantas cuestas tendré que subir hoy", "con este calor me va a dar un síncope", "el agua que estoy bebiendo debería estar más fría y no como caldo de pollo", etc... La verdad es que el cuerpo aguanta mucho más de lo que pensamos, y una actitud negativa sólo sirve para acelerar el sentimiento de abandonar o de arrojar la toalla. Nunca tengas prisa por llegar a tu meta.
  • Recomendaría desayunar fuerte, aunque no huevos con bacon ¿eh?. Hablo de fruta (que no falten los plátanos), zumos o leche y algo dulce y con hidratos de carbono (tostadas con mermelada y mantequilla, dulces, etc...).
  • Come ligero si quieres continuar pedaleando tras la comida.
  • Cena lo que te pida el cuerpo, que de ahí vas a la cama y ya le has castigado bastante durante el día.
  • Bebe mucho a lo largo del día. A nosotros ya sabéis que el fisio de Sto. Domingo nos aconsejó tomar una pastilla al día de magnesio, para evitar las agujetas y reponer minerales. El suero oral hiposódico también sirve.
  • Disfruta de la gente, que pocas veces podrás hablar con gente tan diversa y de distintas procedencias como en el Camino. 
  • Disfruta de los paisajes, que los vas a tener en cantidad y con variedad.
  • Disfruta de los caminos, que vas a pasar por senderos, pistas, pedrolos, carreteras, etc...
  • Disfruta del arte, en la forma que sea, que te vas a encontrar en cada pueblo o ciudad por la que pases de este gran país.
  • Disfruta de la comida de cada zona, en la medida que te lo permita tu presupuesto. Pero si puedes, aprovecha y no te cortes a darte un homenaje.
  • Disfruta del vino, que vas a pasar por muchas zonas vinícolas importantísimas de España, y eso también es cultura. Aprovéchalo.
  • Disfruta de tu Camino, que para eso lo haces. Espero que tanto como nosotros lo hemos hecho.





 Buen Camino. Ultreia.

BESOS A TODOS Y HASTA SIEMPRE.


8 comentarios:

  1. Buenas noches, Victor y Camino:

    Soy Julio, el alicantino con el que coincidísteis en Burgos. Me ha entrado mucha nostalgia cuando he visto mi "careto" en vuestro maravilloso blog.
    Yo también llegué el día 19 a León, pero en mi caso para apearme ya que me quedaba sin días libres.
    Aunque hace dos semanas que estoy en casa, siento que parte de mí sigue estando por esos caminos que vosotros también habéis transitado.
    Al igual que le ha ocurrido a Camino, yo también he experimentado esa sensación de paz y equilibrio durante los diez días de travesía.
    Definitivamente esto engancha y ya estoy deseando que llegue el próximo septiembre para volver.
    Un abrazo y de nuevo felicidades por vuestro blog.

    ResponderEliminar
  2. Cuanto más leemos vuestras vivencias por el Camino, más apetece hacerlo.

    ResponderEliminar
  3. carmen....tirolesa1 de octubre de 2010, 23:50

    Gracias!!!!...Me gustaría hacerlo.....¿Quien dijo tiempo?.....(¿o era miedo?).......algun dia, no lo descarto. Besos.....besosososos

    ResponderEliminar
  4. Enhorabuena a los dos.. pero especialmente a Camino :P, ya sabemos todos los que conocemos a Victor que para él ha sido un paseo :D, yo solo pregunto una cosa...qué tal la convivencia con una mujer en el camino? ja ja
    Otra cosa que quería comentaros es la narrativa que utilizais..es genial! me gusta un montón vuestra página y espero que esté ahí por mucho tiempo para futuros "viajantes".. Muchas Gracias!!!

    ResponderEliminar
  5. Confirmo todo. Nunca mejor explicado,
    Y ya tengo ganas de volver,....

    ResponderEliminar
  6. Bueno, pues ya se va acercando el verano así que ¿os planteáis repetir el Camino?. Así podríais retomar el blog ¿eh?. En fin, a ver si nos tenéis informados a los fans.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  7. Muchas gracias pareja! Los 4 días de semana Santa, haremos Burgos León y este blog me ha ayudado y gustado mucho. Me siento muy identificada con Camino, ya q soy " novata" tmb y en ocasiones me he reído con vosotros, imaginandome a mi y mi marido en vuestras situaciones. Ya con ganas...os cuento a la vuelta!!! Un saludo y gracias de nuevo

    ResponderEliminar